Refresh Today

1 07 2010

¿Qué son las web 2.0.? Tal vez, si comienzo a hablar del archiconocidísimo Facebook, así nos iríamos aproximando al concepto que define a estas herramientas por antonomasia: compartir. Ahora bien, al hacerlo, nos convertimos en productores de contenidos de una manera fácil, rápida y directa. De esta forma, se cerraría el ciclo de internet: alguien cuelga algo y otro lo lee, es decir, nos convertimos en prosumidores, de ahí nuestra dependencia de internet. ¿Para qué sirven en el ámbito de la empresa? Siguiendo esta misma línea, nos es a todos/as de sobra conocidas determinadas marcas que usan estas herramientas para continuar promocionándose en otro massmedia (como si no estuviésemos de sobra saturados/as ya), pero en mi interior surge la incógnita: ¿es ese el verdadero sentido de compartir? Me parece a mí que no, ya que en la subdermis de esta palabra se encuentra el auténtico significado de los recursos humanos: las personas, es decir, el cliente interno de la empresa (ese que tanto se suele obviar).
Ya entrados en materia, todo el mundo sabe ya lo que es una red social como el mencionado facebook o tuenti: nos mantiene en contacto (digital) con personas con las que compartimos diversas experiencias, emociones, etc. ¿Por qué puede ser provechoso una red social a nivel interno de una empresa? Intuitivamente, se me ocurre lo que hacemos todos/as: para ver quién fue a la última conferencia, dejar comentarios, es decir, un uso que se aproxima al que realizamos a un nivel personal. Pero, ¿en qué puede enriquecer a su departamento de RR. HH.? La intuición comentada anteriormente se refiere a lo que en psicología se conoce como “grupos informales”. Llegados a este punto toca diferenciar dentro de una organización entre los grupos formales e informales. Los primeros hacen referencia a la estructuración que gráficamente puede representar el organigrama base de cualquier empresa, el ejemplo más claro es la relación jefe-empleado, esto es, me refiero a las relaciones meramente institucionales. En cuanto a los remarcados como “informales” se refieren a las relaciones extraprofesionales que surgen en cualquier trabajo, es decir, la relación o el vínculo que se desarrolla de manera espontánea entre los/as compañeros/as de trabajo. En la práctica, ambos grupos se pueden llegar a superponer, mas la importancia de los grupos informales reside en que suelen ser los responsables del ambiente global o “clima laboral” que se puede respirar dentro de una empresa. Por eso, las redes sociales constituyen una herramienta inmejorable para ofrecer una imagen corporativa más próxima a los/as empleados/as y, de esta forma, fomentar unas saludables relaciones tanto intraprofesionales como extraprofesionales, que inevitablemente repercutirán en el rendimiento y la motivación de los/as trabajadores/as.